Tendencias

Alerta tendencias: la moda grunge se queda este invierno

Cuando eres pequeña piensas que las tendencias que se han inventado en tu época no van a volver nunca, ¿verdad? El caso es que vas cumpliendo años y cuando resulta que ya han pasado varias veces las tendencias de los 60 -70 -80 temporada tras temporada, un día te levantas y zas! De repente los 90 son tendencia y la moda grunge se vuelve a llevar.

moda-grunge-kurt-cobain

Quizá te preguntes si esta tendencia tendrá algo que ver con el documental sobre Kurt Cobain que se estrenó este año, o con la moda hipster de escuchar Radiohead una y otra vez. Pero lo cierto es que un par de diseñadores de moda lo llevan proponiendo en pasarela desde 2013.

Por un lado, Dries Van Noten, comenzó proponiendo en la primavera de ese año prendas oversizes, superposicones, combinaciones de estampados de flores y cuadros, y evocando cierto aire andrógino a sus modelos.moda grunge

Por otro Saint Laurent presentaba casi a la vez una colección protagonizada por el color negro, las botas militares, los vestidos baby doll y las medias de rejilla.

moda-grunge

A partir de aquí sabemos que cuando algo gusta en el mundo de la moda, tarda poco en ser imitado/copiado/clonado, tanto por otras firmas de prestigio como por la moda low cost. Así que tanto si creciste en los 90 como si no, hoy os dejo algunas de las claves de esta tendencia.

  1. Aspecto descuidado sin pasarse. Posiblemente sea algo bastante difícil de conseguir, pero el grunge no se preocupaba mucho por el planchado de la ropa, por ejemplo. Eso también es aplicable a algún roto o desgarro en tus prendas, pero eso no quiere decir que debas ir hecha jirones.
  2. Sí a las camisas de leñador. Eran una de las prendas más míticas de la década de los 90. Puedes lucirla en franela o en algún otro tejido, pero el estampado insignia son los cuadros. Si quieres un toque más rebelde, prueba a llevarla desabrochada, con una camiseta estampada debajo.
  3. Los vaqueros mejor si están rotos. El lugar y la dimensión de los agujeros la decides tú. Y sí, aunque nuestras madres no lo entiendan, rara vez los rotos handmade quedan igual de molones que los que vienen hechos de fábrica.
  4. Las camisetas de los grupos de los 90. Siempre y cuando los conozcas y te gusten, que desde que algunas tiendas low cost tienen licencias para vender camisetas de grupos parece que todo el mundo entiende de música…
  5. Supersposiciones. Uno de los looks más icónicos de la estética grunge son los que están construidos a capas: camiseta + camisa abierta + chaqueta de lana + foular XL. Ojo, terminarán volviendo las faldas con pantalón debajo, ahí lo dejo.
  6. Botas militares. ¿Tuviste unas Dr Matens en tu adolescencia? Mira en el trastero a ver si por alguna casualidad las conservas, se llevan absolutamente con todo, desde los vaqueros más arapientos a vestidos de lentejuelas.
  7. Tintes fantasía. Otra de las cosas que nos volvía locas en los noventa eran las mechas de colorines. Esta tendencia vuelve pisando fuerte,y puede aplicarse a todo el cabello, a mechones sueltos y hasta a verdaderas obras de arte. Busca inspiración en Instagram o Pinterest, donde hay  comunidades de chicas que hasta hacen sus propias mezclas de tintes.
  8. Mezcla tejidos deluxe con otros más vulgares. Courtney Love (posiblemente el icono más veces nombrado la famosa peor vestida del año) sabe mucho de esto, puedes darte una vuelta por alguna de sus galerías y ver como mezcla tejidos más elegantes como el encaje, el raso o el terciopelo con chaquetas de lana o cazadoras vaqueras.
  9. Las medias son importantes. Quizá esta sea una de las pocas tendencias que presta atención a esta prenda. Se llevan las medias de rejilla, de colorines, estampadas, las calzas… y sí, también se llevan rotas.
  10. No finjas ser quien no eres. La moda grunge en el fondo tiende a normalizar y estereotipar algo que en los noventa se entendió como un acto de rebeldía entre los jóvenes. Me da un poco de cosa ver como queda vacío de contenido y pasa a ser una simple estética más a la que se puede volver ciclícamente, igual de banal que el resto de las tendencias. Ains, soy una romántica.
Facebooktwitterredditpinterestmail

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *