Photo

Fotografía para novatas: Como decidir qué tipo de cámara te conviene

Dicen que Instagram nos convertió a todos en fotógrafos… No sé si es cierto o no, pero si que es verdad que casi todas las personas con espíritu creativo que conozco se han interesado alguna vez por la fotografía. Por eso, he decidido realizar unos cuantos posts sobre fotografía para novatas, para explicar de manera sencilla y sin muchos tecnicismos algunas pautas básicas para iniciarse en este apasionante mundo.

La gran primera duda que suele pasar por la cabeza de todo aquel que se acerca a la fotografía es decidir que cámara de fotos es la que debe comprar.

En primer lugar, creo que sería sensato conocer los cuatro tipos de cámaras de fotos que tenemos en el mercado, que a groso modo, y para gente que no sea experta en el tema, son cuatro: las cámaras compactas, las cámaras híbridas o bridge, las cámaras reflex y las cámaras Evil (también llamadas mirrorless o sin espejo). Comencemos por definir brevemente cada una de estas familias.

Cámaras compactas

Seguramente sabes lo que son, porque casi todo el mundo tiene una. Técnicamente son muy sencillas de utilizar, tienen un objetivo que no es intercambiable y no puedes manejar los pámetros clásicos de fotográfia, que son el diafragma, el obturador y la sensibilidad.

Dependiendo de la gama, pueden tener un zoon óptico o solo digital, un modo macro, diferentes balances de blancos y algunas otras funciones interesantes, pero básicamente están diseñadas para que apuntes y dispares sin comerte mucho el coco.

Olympus SH60

Cámaras bridge

Podríamos decir que es una cámara “puente” entre una compacta o una reflex. Suele tener más prestaciones que una compacta y normalmente puedes controlar el obturador, el diafragma, la sensibilidad e incluso disparar en Raw.

Sin embargo, la óptica sigue estando integrada en la cámara y no se puede cambiar.

Panasonic Lumix DMZ FZ300

Cámaras DSLR o reflex

Este es el tipo de cámaras que utilizan la gran mayoría de fotógrafos profesionales. El cuerpo de la cámara es más grande y sus objetivos son intercambiables. Permiten el manejo manual de todos los controles de la cámara, y normalmente requiere de unos conocimientos mínimos de fotografía para poder disparar fuera del modo automático.

Nikon D5200

Cámaras Evil

Son las últimas que han llegado al mercado. Tienen una nueva tecnología con un visor electrónico (no utilizan el sistema de espejos que usan las cámaras de toda la vida) y tienen objetivos intercambiables. Lo más llamativo es que su tamaño se parece más al de una cámara compacta que al de una reflex.

Fujifilm X T10

Una vez que hemos visto los distintos tipos de cámara que hay en el mercado, ahora debes ser honesto contigo mismo y responder a algunas preguntas de manera sincera.

Quizá la pregunta más importante es…

¿Cuánto tiempo voy a dedicar a leer sobre fotografía y a hacer fotos?

Si de verdad quieres aprender a hacer fotos creativas con una cámara que tenga controles manuales, vas a tener que dedicar varias horas a aprender algunas cosas como qué es la profundidad de campo, cómo se consiguen buenos disparos con poca luz, cuando se utiliza el flash de relleno, cómo se controla el enfoque…

Dicho de otra manera… ¿quieres hacer de la fotografía tu hobbie? Hay cámaras compactas que ofrecen muy buena calidad de imagen y la diferencia de precio y de peso en tu bolso va a ser muy grande. Así que mi recomendación es que si no vas a pasar del modo manual, no sigas leyendo y te decidas por comprar una cámara compacta YA.

Si por el contrario estás deseando aprender la técnica fotográfica y pasar horas y horas practicando tu nueva afición, la decisión final seguramente será entre una reflex y una evil. No existe una opción mejor que sea sencilla, y dependerá en gran medida de tus gustos y del uso que vayas a darle a la cámara. Aquí tienes algunos consejos.

  • ¿Qué presupuesto tienes? Las cámaras evil, al ser unas casi recién llegadas, son un poco más caras que las reflex en igualdad de prestaciones. Es decir, cuando compares dos modelos similares en calidad y prestaciones, la cámara evil normalmente será más cara.
  • ¿Cómo te gusta disparar tus fotos? Si te gusta mirar por el visor y retratar la realidad de lo que ves, las cámaras reflex ofrecen algunas ventajas, ya que la gran mayoría de cámaras evil de segmento medio no disponen de visor, y tendrás que disparar a través de la pantalla trasera.
  • ¿Dónde le darás mayor uso a tu cámara? Hay gente que quiere poder tener una cámara ligera para poder viajar o llevar la cámara en el bolso cuando sale a pasear. En este sentido, las cámaras evil ganan por su menor tamaño y peso. Si te compras una reflex para fotografiar tus viajes, debes tener en cuenta que vas a añadir aproximadamente un kilo de peso a tu mochila y un volumen considerable.
  • ¿Cuánto crees que te vas a enganchar a la fotografía? Mucha gente se apunta al mundo de la foto porque está de moda y por qué no decirlo, porque los fabricantes de cámaras evil han desarrollado mucho el diseño y la estética de sus modelos. Sin embargo, esto no siempre se traduce en una mejora a nivel fotográfico. Los sensores de estas cámaras suelen ser más pequeños que los de las DLSR, lo que restará calidad a tus fotos. Además disponen de menos objetivos y accesorios en el mercado y su sistema de enfoque es mucho menos preciso que el de las cámaras reflex. Las diferencias pueden no parecer significativas en un primer momento, pero a medida que vayas a prendiendo, a lo mejor puedes arrepentirte si has basado tu decisión en el diseño de la cámara.

Llegados a este punto, seguramente te preguntarás si me he olvidado de las cámaras bridge. En mi experiencia personal, que cambié una compacta de gama alta por una bridge, antes de comprarme una DLSR, os puedo decir que lo considero un paso bastante innecesario. La diferencia de calidad de imagen entre la compacta y la bridge me resultó casi insignificante, y la verdad es que para utilizar la cámara en modo manual tienes que estudiar casi lo mismo que para utilizar una reflex. Y aquí sí que la calidad de imagen entre una y otra se nota mucho, a no ser que optes por una bridge de gama alta, que te va a costar casi lo mismo que una reflex. Además, el hecho de no poder cambiar la óptica de tu cámara va a limitar mucho tu aprendizaje.

Espero haberos ayudado un poquito a decidiros por qué cámara de fotos escoger. Lo más importante es decidir que uso le vais a dar y conocer las carácterísticas de cada tipo de cámara. ¡Suerte con vuestras fotos!

 

Facebooktwitterredditpinterestmail

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *