Bienestar

El mejor remedio para disimular las cicatrices

Hoy quiero compartir con vosotros mi experiencia lidiando con  las cicatrices: esas lesiones en la piel que además de contar parte la historia de nuestra vida, queremos disimular tanto como sea posible. Espero que este post os sirva de ayuda para encontrar el mejor remedio para disimular las cicatrices.

Este año he sufrido una de las peores experiencias de mi vida: una caída tonta mientras caminaba por la calle me produjo una complicada fractura de tibia y peroné. Ese es uno de los motivos por los que he estado apartada de la actividad en las redes durante tanto tiempo. Me tuvieron que operar y tuve que guardar mucho tiempo de reposo, con la pierna totalmente inmovilizada. Ahora, ya en fase de rehabilitación, he podido comenzar a preocuparme un poquito por el aspecto que tendrán mis cicatrices el día de mañana. Así que he hablado mucho del tema con mis médicos, enfermeras y fisioterapeutas y hoy os voy a contar un poquito de mi experiencia al respecto.

Fase 1: Cuando la herida aún continúa abierta. Tanto si la cicatriz se ha producido por una incisión quirúrgica como si es otro tipo de lesión, lo más importante es que la toquemos lo mínimo posible, para evitar que se infecte. Los únicos productos que hay que usar durante este proceso son agua, jabón, Betadine y suero fisiológico, si fuera necesario limpiarla fuera de la ducha o higiene diaria. En general, lo mejor es esperar a que la herida cierre por completo y la costra se haya secado antes de aplicar ningún otro producto.

Fase 2: Cuando la herida se ha cerrado y la costra se ha caído. En esta fase nuestro cuerpo estará produciendo piel nueva que es hipersensible y bastante débil, y la cicatriz estará bastante inflamada. Si la herida es quirúrgica o suficientemente profunda, una de las cosas más importantes en este momento es que no se provoquen adherencias en los tejidos de alrededor, por lo que es muy necesario aplicar un masaje dos veces al día, para que la nueva piel no se adhiera a nada que no deba e intentar evitar los temidos queloides (lesiones que se producen en las cicatrices en forma de bultos muy anti estéticos). De esta forma también se ayuda a aumentar el riego sanguíneo en la zona y se faciliata el proceso de cicatrización natural.

En esta fase es en la que suelen surgir más dudas acerca de cuales son los productos más idóneos para nutrir e hidratar la zona. ¿Es mejor la rosa mosqueta que la centella asiática? ¿Sirve la vaselina? ¿Debo comprar alguna planta medicinal sembrada a la luz de la luna llena de verano? Mi cirujano fue muy claro al respecto: sirve cualquier crema hidratante o aceite, incluso el aceite de oliva de la cocina, por ejemplo. No contenta con esta respuesta, busqué más opiniones en otros profesionales de la salud. Casi todos me han dado respuestas muy similares. También devoré foros de internet y di la barrila en los grupos de whatsapp con el tema. Finalmente, he elegido estos productos.

  • Aceite de rosa mosqueta. Es el primero que comenta casi todo el mundo. Es cierto que la rosa mosqueta tiene muchas propiedades muy buenas, pero su textura es muy grasa, tarda tiempo en ser absorbido completamente por la piel y mancha la ropa. Así que si eres una persona poco cuidadosa, presta especial atención al utilizarlo. También si eres una persona con alergias por contacto deberías tener precaución. Yo tengo alergia al bálsamo de Perú y la verdad es que no me lo echo todos los días porque no tengo muy claro que no me de alergia.
  • Body milk. Utilizo una loción corporal hipoalergénica y sin perfume para hidratar toda la zona, como de costumbre, y masajeo con atención la zona de las cicatrices. En rehabilitación, mi fisioterapeuta utiliza una loción muy similar para darme el masaje diario también.
  • Bio Oil. No era muy partidaria de este producto, porque ya había leído alguna vez que de Bio no tiene nada, pero uno de mis fisios me lo recomendó encarecidamente. Así que le di una oportunidad y la verdad es que estoy muy contenta con los resultados: no es nada pegajoso, seca en seguida, es hipoalergénico y no mancha la ropa. Deja la piel muy suave e hidratada.

bio oil cicatrices

En esta fase y mientras que la cicatriz esté inflamada, es también primordial protegerla por completo del sol, es decir, llevarla tapada. Apósitos, vendas, pañuelos… échale toda la creatividad que quieras, pero cuanto menos contacto tengan las cicatrices con los rayos solares, más posibilidades tienes de que pasen desapercibidas en el futuro.

Fase 3: Cuando se ha superado el periodo de inflamación. Una vez que tu cicatriz comience a tener un aspecto más saludable, quizá unos meses después de la operación, es importante que no te olvides de ella. Hay que seguir con la rutina de hidratación y masaje y progerla del sol al menos, y siempre según mi cirujano, durante uno o dos años.

Si durante esta fase (o incluso en la anterior) tienes la mala suerte de desarrollar un queloide, o tu cicatriz sigue muy abultada meses después, una buena solución son los parches de silicona que venden en las farmacias. Ten cuidado, porque dependiendo de la marca, la diferencia de precio entre unos y otros puede ser muy elevada. Los más económicos que he encontrado son los de la marca Hansaplast.

Si no tienes más remedio que exponerte al sol , no olvides cubrir la cicatriz con la protección más alta que encuentres disponible. Dependiendo del tamaño de la cicatriz, aquí tienes dos buenas propuestas:

  • Urgo cicatrices. Se aplica con un pincel y cubre la cicatriz con una película protectora con factor de protección solar SPF 20. Es especialmente aconsejable si tienes heridas pequeñas en zonas muy expuestas, como la cara o las manos.
  • Stick Zonas Sensible SPF 50+ de La Roche Posay. Es pequeño y práctico y puedes aplicarlos encima de la protección que utilices para el resto del cuerpo. En mi opinión es una de las soluciones más útiles si vas a ir a la playa o a la piscina.

proteccion solar la roche posay

En resumen, hay tres cuidados básicos para curar e intentar disimular las cicatrices: hidratación, masaje y protección solar. El resto dependerá de cómo cicatrice nuestra piel. Y siempre manteniendo un espíritu positivo, ya que, como decía al principio, las cicatrices cuentan un poquito de quienes somos y de lo que hemos vivido, y nos hacen ser un poquito más especiales.

Aquí os dejo una foto de todos los prodcutos que estoy utilizando. Espero poder hacer una revisión de este post después del verano, cuando ya hayan transcurrido 6 meses de la operación y mi pierna tenga mejor pinta!

remedios_cicatrices

¿Tenéis algún otro remedio para disimular las cicatrices? Si es así, por favor, contádnoslo en los comentarios!

Facebooktwitterredditpinterestmail

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *