Deco, DIY

Ikea Hack: Restaurar y transformar una cómoda de Ikea

Hoy quiero enseñaros el último proyecto de decoración con el que he estado liada estos días, y por ello he preparado un tutorial para enseñaros a transformar una cómoda de Ikea. No es el primer Ikea Hack al que me enfrento, pero quizá si el más arriesgado.

restaurar_y_transformar_una_comoda_de_ikea

La cómoda, en concreto de la gama Malm, no es que estuviera en mal estado en general, pero había un par de cosas que me preocupaban. Por un lado, ya no pegaba con la decoración de mi dormitorio, ya que la compré hace diez años cuando vivía en mi apartamento de Madrid y todos los muebles eran oscuros. (Sí, has leído bien: un mueble de Ikea puede durar 10 años y alguna mudanza si lo cuidas un poco.).

El segundo motivo, y quizá más importante es que el fondo del último cajón se había combado, seguramente debido a una excesiva carga durante alguna época, y no cerraba del todo. Por lo demás, el estado del mueble era bastante bueno: todos los demás cajones funcionaban sin problema y no tenía ningún desgaste ni golpe significativo. Así que se me presentó un dilema. ¿La subo a Wallapop y me compro otra? ¿O intento arreglarla y darle un nuevo aire único y original, e intentar salvar algún arbolito de paso? Ya sabéis cual es la respuesta correcta, ¿verdad?

Cómo restaurar y transformar una cómoda de Ikea

No os voy a engañar: no es el proyecto DIY más barato del mundo. Pero ya que te supone un esfuerzo y vas a tener que invertir dinero de todas formas, yo siempre os recomendaré que intentéis utilizar productos de buena calidad. Aquí tenéis una lista de los materiales y herramientas que utilicé.

  1. Imprimación todo terreno (que sirva para melanima). Yo la compré en la ferretería del barrio y el bote de 0.5 litro me costó unos 11 euros. También puedes encontrarla en grandes superficies.
  2. Pintura acrílica blanca. Con medio litro tienespara dar dos o tres capas y te sobrará para más proyectos. El precio dependerá de la calidad. No escatimes.
  3. Papel pintado. Este diseño es de Leroy Merlín y me costó 20,95 euros el rollo de 5 metros. Me ha sobrado papel para hacer otra cómoda completa 🙂
  4. Cola para papel pintado. En este producto te recomiendo que te dejes aconsejar por el experto en la tienda, ya que dependerá del papel que hayas elegido.
  5. Lija
  6. Brocha y rodillo
  7. Disolvente
  8. Espátula
  9. Cinta de carrocero
  10. Cúter o cuchilla

Antes de nada comentaros que lo más sencillo fue la restauración del cajón estropeado. El fondo del interior de los cajones es un tablero de 3 mm de espesor y cambiarlo es tan sencillo como desatornillar el frontal del cajón y reemplazar el tablero del fondo por otro similar. En grandes superficies de bricolaje tienen planchas de melamina de este grosor (práticamente iguales que las originales), que pueden cortarte a medida, por unos 5-7 euros. ¡Fácil!

restaurar_y_transformar_una_comoda_de_ikea

Pasos para pintar y empapelar una cómoda de Ikea

Para preparar el mueble, lo primero que hice fue desmontar los frontales de los cajones, ya que el interior es de un color claro y no iba a pintarlo. Solo te hará falta un destornillador de estrella para aflojar los anclajes y tirar suavemente de la tapa frontal de cada cajón.

restaurar_y_transformar_una_comoda_de_ikea

Como en casi cualquier proyecto que tenga que ver con madera, el primer paso es lijar. Leí en algunos blogs que al aplicar una imprimación para pintar encima, no era imprescidible. Pero no quería arrepentirme de no haberlo hecho, así que le di una una lijada suave a todas las piezas con una lija de taco de grosor medio.

Después de lijar hay que limpiar muy bien todas las partes de polvo y grasa, por lo que puedes usar un trapo seco y un poco de alcohol, que seca muy rápido.

A continuación hay que aplicar la imprimación. La verdad es que este producto no es muy agradable para trabajar: es muy denso, seca muy rápido y requiere de disolvente para limpiar los restos. Así que hay que trabajar con cierto grado de rapidez y concentración para que no ocurra ningún desastre. Aunque seca muy rápido, se recomienda esperar al menos 6 horas para poder lijarlo y pintar encima.

restaurar_y_transformar_una_comoda_de_ikea

Pasado el tiempo recomendado, hay que volver a lijar y limpiar. Una vez libre de polvo, podemos comenzar a pintar. Yo he elegido pintura acrílica y rodillo para extenderlo, porque es lo que más se aproxima al efecto lacado de los muebles. Esto quiere decir que no buscaba un efecto handmade o hecho a mano como tal, si no habría utilizado otro tipo de pintura con brocha, como el chalkpaint.

En mi proyecto, debía pintar los frontales de los cajones, la tapa superior del mueble (la parte de arriba) y las zonas frontales de la estructura, ya que parte una parte queda a la vista en esta cómoda Malm. Apliqué dos manos de pintura acrílica, lijando suavemente (y limpiando!) entre ambas para eliminar impurezas.

Transformar una cómoda de Ikea: Cómo aplicar el papel pintado

He de reconocer que este paso es el que más respeto me daba, porque no lo había hecho nunca, y porque recordaba con cierto espanto haber cambiado el papel pintado de las paredes de mi casa cuando era pequeña. Pero la verdad es que es mucho más sencillo de lo que parece.

restaurar_y_transformar_una_comoda_de_ikea

Cuando secó la pintura, coloqué las piezas de papel en los laterales de la cómoda. Para ello corte dos piezas ligeramente mayores que las parte del mueble y protegí los cantos del mueble con cinta de carrocero. Luego hay que aplicar bien la cola por todo el reverso del papel, siguiendo las instrucciones del fabricante y doblarlo por la mitad (tocándose los lados encolados) para que se humecte bien durante unos minutos.

restaurar_y_transformar_una_comoda_de_ikea

Después, se coloca el papel sobre el mueble. Con ayuda de un paño se empieza a fijar desde el centro hacia el exterior. Para que el papel quede totalmente adherido sin bolsas de aire ni burbujas, lo ideal es repasarlo todo en el mismo sentido con una espátula o similar, con mucho cuidado de no dañar el papel. Hay que hacer mucho hincapié en los bordes, para que quede bien pegado y no se levanten.

Cuando el papel ya está totalmente colocado, se recomienda esperar un poco para recortar los bordes. De esta forma la cola habrá empezado a hacer su función y te aseguras de que no se desplace al cortarlo. También es importante que el cúter o cuchilla con el que cortemos el sobrante esté bien afiliado, ya que si no, en este paso podemos hacer un pequeño gran estropicio. Corta con cuidado y atención, y retira el papel sobrante antes de que seque por completo para que no deje residuo en la madera.

Para terminar este proyecto conviene aplicar algún producto de protección a las superficies pintadas. Puedes dar una mano de barniz, laca, o cera para madera. Yo apliqué una capa de cera porque me había sobrado de otro proyecto, aunque hay que tener cuidado, porque la cera puede dejar un brillo ligeramente amarillento.

Aquí podéis ver una fotografía con el resultado final. Yo estoy muy contenta con lo bonita y veraniega que me ha quedado mi cómoda de Ikea customizada. ¿Y a vosotros que os parece? ¿Os atrevéis con un proyecto como este?

restaurar_y_transformar_una_comoda_de_ikea

 

 

Facebooktwitterredditpinterestmail

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *