Estilo, Shopping

¿Qué me compro en las rebajas?

Las rebajas han llegado ya a todos los rincones de la geografía española y en ocasiones podemos vernos abrumados por la cantidad de oferta a nuestro alcance. Queremos dejarte algunas pistas para que no te pierdas ni un solo detalle y seas capaz de sacarle el máximo partido a todas tus compras:

– Puedes comenzar tus compras haciendo una lista de las cosas que deberías tener y no tienes, las que debes sustituir, y los caprichos que estás dispuesta a permitirte. Y claro, ya que has hecho una lista, procura no salirte mucho de ese patrón.

– Además, fija un presupuesto realista para cubrir todas las adqusiciones que has incluido en la lista.

– Visita primero tus tiendas favoritas. Seguro que en ellas encontrarás más cosas acordes a tu estilo, y si las dejas para el final, es posible que tu gasto se vea incrementado.

– Determina en que artículos priman la calidad sobre el precio. Si vas a aprovechar para reforzar tus básicos, quizá merezca la pena hacer una mayor inversión en estos productos: un traje sastre, unos jeans, sandalias de piel, un vestido de cocktel negro, un vestido safari…

– Revisa las tendencias de la temporada y elije solo aquellas que se adapten a tu personalidad y que además sean funcionales. ¿De verdad te vas a poner esos peep toes de 14 centímetros de tacón que cuestan 20 euros? Hay artículos que por muy rebajados que estén, quizá terminen amontonando polvo en tu maletero. Entre las tendencias de este año no dejes de probarte: un vestido navy, un pantalon baggy, unas sandalias romanas, una blazer, un mono de seda, unos shorts, una falda con estampado floral…

– No te olvides de los complementos: conseguir bolsos y zapatos de calidad puede resultarnos un poco caro el resto del año, así que mantente atenta a las gangas que puedas adquirir durante las rebajas. Recuerda también los collares, pañuelos, pulseras, sombreros, pendientes… todo está rebajado.

– Por último, no olvides informarte de las condiciones de devolución y de conservar el ticket de compra. Puede que cuando llegues a casa te des cuenta de que no has meditado lo suficiente alguna de tus compras, o que algún modelito no te sienta tan bien como habías imaginado en la tienda.

Facebooktwitterredditpinterestmail

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.